Quienes somos PDF  | Imprimir |  E-Mail
 

 U. E. COLEGIO MARÍA INMACULADA

 
Ubicado en Los Dos Caminos - Caracas – Venezuela.  Nuestro Centro educativo fue fundado el 16 de julio de 1955.

Vinieron a la fundación las Religiosas María Josefa Prat, Eloísa Rodríguez y María del Carmen Sánchez-Corral, procedentes del Colegio Mª Inmaculada de Turmero – fundado un año antes - quienes con mucha ilusión y gran entusiasmo misionero, empezaron a organizar el local donde habrían de funcionar las clases el año escolar 1955-56, teniendo como Director de la Institución al Padre Claretiano Santiago Nieves.

Aprovechando la compra de un terreno con dos quintas, realizada por los P.P. Claretianos en lo que ahora ocupa el Instituto Universitario Nuevas Profesiones, alquilaron por un año dicho local. Posteriormente la Congregación de Misioneras Claretianas adquirió otras quintas cercanas, una de las cuales sirvió de vivienda a las Religiosas, en las otras se estableció el Colegio, la Capilla, el comedor del seminternado y los Laboratorios. El campo, que era grande, se aprovechaba para el recreo y actividades deportivas.

Además de realizar las obras de adaptación que requiere un centro educacional tuvieron que promover actividades pro-fondos para la adquisición del material didáctico y el mobiliario indispensable para los inicios. Se abrieron las matrículas de las alumnas de Pre-Escolar a 6º grado y por las tardes se recibió un grupo de jóvenes que cursaron Secretariado.

En el mes de agosto llegaron, provenientes de España, un grupo de Religiosas que, uniéndose a las tres que ya estaban, completaron la Comunidad y las clases empezaron con normalidad según el calendario escolar.

El Plantel, desde sus inicios, ofreció educación para el nivel de Educación Primaria  sólo para alumnas.  Años más tarde continuó brindándoles las Menciones para el Bachillerato: Ciencias y Humanidades.

A partir del año 1982 las Claretianas toman la iniciativa de hacer extensiva la formación a los varones, quienes comenzaron en Preescolar y se fueron admitiendo cada año progresivamente hasta lograr en el colegio la Primera Promoción de Bachilleres mixta. Actualmente las Religiosas y un numeroso grupo de Docentes atienden a una elevada población estudiantil, quienes pueden ingresar en el nivel de Preescolar y cursar las distintas etapas de la Educación Básica (I, II y III Etapa) y el Ciclo Diversificado: 1° y 2° año Ciencias.

Actualmente constituimos un Colegio afiliado a la Asociación Venezolana de Educación Católica [AVEC] y que participa en el CONVENIO AVEC-MPPE, paso dado con la finalidad de poder brindar educación a alumnos de menores recursos económicos, haciendo realidad la exigencia del Carisma Claretiano: “ opción por los pobres”.
 
 

IDEARIO CLARETIANO

 

PRESENTACIÓN

Las Religiosas de Mª Inmaculada Misioneras Claretianas ofrecemos a cuantos viven y trabajan en nuestros Centros – educadores, padres y representantes, alumnos y personal auxiliar – esta síntesis programática de IDEARIO, a fin de conseguir, en estrecha colaboración, la deseada formación integral de nuestros educandos.

La exposición de nuestro IDEARIO les informará sobre la formación que impartimos en nuestros Centros.

 

I.- Principios fundamentales

  • Toda persona tiene derecho a la educación en plena igualdad de oportunidades
  • Los padres son los primeros y principales responsables de la educación de sus hijos. Tienen derecho a elegir el tipo de centro educativo que estimen conveniente
  • Compete a la sociedad civil fomentar y garantizar la acción educativa como respuesta a los derechos de la familia. Esta tarea es una de las funciones subsidiarias del Estado
  • A la Iglesia corresponde también el deber y el derecho de ejercer su misión evangelizadora en centros educativos propios, puestos al servicio de las familias que libremente lo deseen

 

II.- Identidad del Centro educativo claretiano

 

                                                                    

“La escuela católica persigue, en no menor grado que las demás escuelas, los fines culturales y la formación humana de la juventud. Su nota distintiva es crear un ambiente de la comunidad escolar animado por el espíritu evangélico de libertad y caridad, ayudar a los alumnos para que en el desarrollo de la propia persona crezcan a un tiempo según la nueva criatura que han sido hechos por el bautismo, y ordenar, finalmente, toda la cultura humana según el mensaje de salvación, de suerte que quede iluminado por la fe el conocimiento que los alumnos van adquiriendo del mundo, de la vida y del hombre”.

                              (Gravissimum Educationis, 8)

 

 

Las Misioneras Claretianas se proponen fundamentalmente, dentro de la misión de la Iglesia, una formación integral humano-cristiana de todos sus educandos

 

a)    como Centro educativo

 

“Hermosa es y de suma trascendencia la vocación de todos los que, ayudando a los padres en el cumplimiento de su deber y en nombre de la comunidad humana, desempeñan la función de educar  en las escuelas. Esta vocación requiere dotes especiales de alma y de corazón, una preparación diligentísima y una continua prontitud para renovarse y adaptarse”

                                (Gravissimum Educationis, 5)

 

 

programa su acción en orden a:

 

  • Despertar  y promover el desarrollo integral de la persona, en un ámbito propicio para la reflexión y el aprendizaje serio
  • Ayudar a los educandos para que lleguen a ser sujetos de su propia historia, que capten la situación real y concreta, con capacidad de crítica, convencidos de su posibilidad de ser  “agentes de cambio”, comprometidos a transformar el mundo en solidaridad con los demás
  • Esta formación se ha de realizar en una actitud de profundo respeto a la persona de cada uno de sus educandos

 

b)    como centro católico

 

 

“La educación católica busca no sólo la madurez de la persona humana, sino sobre todo, que los bautizados se hagan más conscientes de su fe para vivir según el hombre nuevo y contribuir a la configuración cristiana del mundo”

                                    (Gravissimum Educationis, 2)

 

 

  • Su nota distintiva es la EDUCACIÓN EN LA FE, entendida como don de Dios, que hace posible una respuesta personal, libre, consciente y responsable. Esta respuesta de Fe no la podemos dar solos

 

  • Todos los miembros de la a Comunidad Educativa nos comprometemos a un TESTIMONIO PERSONAL Y COLECTIVO que haga posible la formación y la expresión de la Fe Católica que profesamos
  • Como consecuencia de esta confesionalidad católica, el Centro está abierto a todos, siempre que se acepte este Ideario.

c)    como centro claretiano

 

“La instrucción prepara el camino a la gracia”

                                                           San Antonio Mª Claret

 

 

  • Está al servicio de la Evangelización y de la Catequesis, a fin de “ENSEÑAR A TODA CRIATURA LA LEY SANTA DE DIOS” (M. Fundadora)
  • Y al estilo de nuestros Fundadores, en la comunicación del mensaje evangélico, busca inculcar:

-          amor a Cristo

-          amor a María

-          amor a la Iglesia

  • La devoción a María, Madre de Dios, permanentemente unida al misterio de Cristo y de su Iglesia, ocupa un lugar destacado en la pedagogía claretiana
  • Queremos lograr de nuestros Centros una FAMILIA SENCILLA, donde educadores, padres y representantes, alumnos y personal auxiliar hagan posible un clima de trabajo asiduo, fe compartida y amor cordial, que supone respeto mutuo y confianza

Estas líneas fundamentales enmarcan la acción educadora de nuestros Centros.

 

III.- Objetivos

 

Nuestros Centros, fieles a los principios de perfeccionamiento humano-cristiano, tienen como finalidad procurar al alumno una formación integral, que les facilite su inserción y participación activa en la vida, de manera que corresponda a la imagen del hombre total en su triple dimensión: personal, social y religiosa, teniendo en cuenta:

  • EL RESPETO A CADA PERSONA, que supone conocimiento y adaptación, tanto en el trato humano como en la exigencia pedagógica
  • Una EDUCACIÓN EN Y PARA LA VERDADERA LIBERTAD CRISTIANA, que haga gradualmente posible una conducta responsable, liberada de condicionamientos personales y sociales
  • Una EDUCACIÓN ACTIVA que logre hacer del educando sujeto de su propia historia
  • Una FORMACIÓN DE HÁBITOS: intelectuales, morales, sociales y religiosos

 

IV.- Comunidad Educativa

 

Nuestros Centros constituyen una verdadera Comunidad Educativa, en la que todos – educadores, padres y representantes, estudiantes y personal auxiliar – están llamados a una participación activa y responsable dentro de la vida del Colegio y según sus propias funciones. Por consiguiente:

  • Los EDUCADORES deben conocer y aplicar las metodologías educativas que mejor respondan a las técnicas modernas, procurando dar con su competencia y testimonio la verdadera imagen del educador cristiano
  • Los PADRES Y REPRESENTANTES, dada la responsabilidad básica que tienen en la educación integral de sus hijos, participan en la orientación y marcha del Centro a través de la Asociación de Padres y Representantes
  • Los Estudiantes son protagonistas de su propia educación, por lo tanto deben tener representación y participación gradual y responsable en la Comunidad Educativa a través de sus delegados
  • El PERSONAL AUXILIAR, desde su propio cometido, colabora y comparte esta tarea educativa

 

La CONGREGACIÓN DE RELIGIOSAS DE MARÍA INMACULADA MISIONERAS CLARETIANAS es quien asume la responsabilidad última de la educación en sus Centros. Todas las personas que integran la Comunidad Educativa deben conformarse a los principios y orientaciones de este Ideario

 

 

Madrid, abril 1978

 

 

 

Apéndice: pensamientos del P. Claret sobre el educador

 

“El buen educador debe poseer:

Ternura para excitar el amor,

Entereza para inspirar el temor,

Bondad para ganar la confianza,

Gravedad para conservar el respeto,

Autoridad para mantener la sujeción,

Afabilidad para hacer amable la dependencia,

Severidad sin exasperar,

Condescendencia sin bajeza,

Blandura para castigar y reprender,

Vigilancia universal,

Prudencia que disimule y afecte ignorarlo todo,

Atención infinita para penetrar sus inclinaciones,

Conversaciones que les instruyan,

Ejemplos que les persuadan,

Amarlos y castigarlos,

Castigarlos y no irritarlos,

Darles la libertad e impedir la disolución,

Acomodarse a todos los caracteres,

Hacerse a todos los genios,

Tener o, al menos, adoptar tantas diferencias de temple

Y conducta cuantos niños haya de educar”

                                                         San Antonio Mª Claret